Inicio » Uncategorized » El concepto de interculturalidad en Catherine Walsh

El concepto de interculturalidad en Catherine Walsh

En este texto Catherine Walsh discute la diferencia entre  los conceptos de interculturalidad y multicultural. Su propuesta es alentadora.

Catherine Walsh – Interculturalidad, Estado, sociedad. Luchas (de) coloniales de nuestra época

Luz María Lepe

About these ads

3 comentarios

  1. Fabiola Reyes. dice:

    “Raza, Mestizaje y poder: Las bases estructural- discursivas de la sociedad ecuatoriana.

    Catherine Walsh.

    El hecho de pertenecer a cierto grupo, el hablar alguna lengua o usar cierta vestimenta, tener una cierta lógica que parezca incoherente ante los demás, en países como México y Latinoamérica estas características suelen ser justificación de erradicación o de discriminación.
    El hablar de indios o de negros, parece un insulto, dentro del lenguaje su significado denota ignorancia, “sin cultura”; y así mismo en las políticas públicas que el país va cambiando o adquiriendo estos grupos parecieran invisibilizados.
    La autora en la lectura se refiere en la primera parte a la política de blancura, y como esta es aplicada como una cultura nacional y de la sociedad moderna. Esta se da a partir de la búsqueda o creación de una identidad nacional, en donde se encuentra con una diversidad de grupos, en primera estancia y en la parte superior de la pirámide se encuentran los colonizadores, en la parte baja los grupos indígenas, debajo de estos y como ella resaltara en cada momento, casi totalmente excluidos en los discursos nacionales, el grupo afro, y en medio queda esa masa, donde la mezcla de representaciones, nos lleva a la conformación del grupos mestizo.
    Esta nos lleva a una de las partes centrales del texto, el mestizaje como discurso de poder, “un proyecto político – intelectual de mestizaje forjado en el marco estructurante del hecho colonial y asentado en las relaciones de dominación”.
    La designación de distintas “razas” o “étnias”, designan dentro de la estructura un esquema el cual dentro de la lógica capitalista serviría de explotación así como la generación de capital, para los que se encontraran en la esfera más alta. Vemos cómo es que a partir de la designación de estos conceptos, de parte de los conquistadores, no solo sirve para nombrar aquellos que ya tenían una identidad y ya pertenecían a cierto territorio, sino bajo ya una lógica capitalista funcionará como un grupo que será explotado, será hostigado e inclusive hasta nuestros días.
    “Los mestizos quedaron como las nuevas identidades, este patrón fue determinante en la institución de un sistema determinante y conflictivo de clasificación racial- social, que sirvió como la universalización de la sociedad capitalista (explotación del trabajo) y la formación de sociedades nacionales emergentes criollo mestizas.”
    Esta mestización ha negado la existencia de una base indígena, a pesar que en nuestras representaciones culturales, como es la comida, la medicina, aún se retoman elementos que son parte de las poblaciones originarias, pero que esta negación se da cuando a partir de la instauración de una cultura nacional, creada creo yo al beneficio y consideración de los de arriba.
    La autora me parece que ejemplifica de una manera muy específica los conceptos de multi / inter y pluriculturalidad. Así como la propuesta de la interculturalidad me parece muy pertinente, ya que no se puede hacer el ejercicio de este si no hay acciones que se desaten a partir de la propuesta.
    Esta busca establecer una interacción entre los distintos grupos culturales, conocimientos, lógicas y prácticas, que se de una interacción donde no solo se reconozca, tolere o descubra al otro, sino de impulsar cambios por medio de mediaciones sociales y considero una parte de igual manera fundamental, en la aplicación de políticas, pero donde exista este dialogo en conjunto, ya que no puede existir la interculturalidad, sino hay un dialogo y que el aprendizaje sea recíproco.
    El tema de interculturalidad lo considero muy flexible, ya que no solo denota a ciertos grupos, sino a la relación que puede existir entre los distintos grupos de diversidad cultural, es por esto que me pregunto ¿Será posible establecer este tipo de relaciones?, es posible que en las políticas públicas se lleven a la consideración, pero en un país como México lleno de una diversidad en todos los sentidos, pero de igual forma lleno de corrupción e intereses¿ se pueda considerar la interculturalidad?.

    • Liliana dice:

      Para eSa compañer@ Fabiola:
      Claro que es posible establecer el tipo de relaciones y precisamente considero que sería lo más pertinente considerando que lo único en lo que somos iguales, es en el hecho de que tod@s somos diferentes.

      Lo malo es que es algo que muy probablemente nos toqué “ver, creer, o sentir” en nuestros sueños más utópicos; porque lo que es en este mundo actual, mmm…ya nos esta cargando… :(

  2. Liliana dice:

    En esta lectura Catherine Walsh aborda el concepto de “raza” como un ideal inalcanzable, como un horizonte que se vislumbra como deseado. A partir de ahì, se ponen en marcha distintas acciones (en diferentes momentos y espacios) en busca de una mejora de la raza. La idea de una identidad nacional, sin embargo, desde el principio estuvo basada en al negación; negación de diferentes pensamientos, usos y costumbres, formas de ver y entender a vida, etc. En pocas palabras, la negación de la diversidad cultural, la negación de los otros.
    A partir de aquí, lo que considero sumamente interesante, es que aborda este mismo concepto (raza) como una categoría mental. Y a su vez esto sirve para analizar los matices y patrones de poder que fundamental tal discurso. Lo anterior continua siendo pertinente hoy en día, pues no podemos negar el hecho de que vivimos en una sociedad totalmente jerarquizada, en la cual la colonialidad ha penetrado en todos los ámbitos de la vida.
    Esta misma colonialidad la podemos ver reflejada en diversas políticas y prácticas civilizatorias y de asimilación para los grupos minoritarios (cuanti y/o cualitativamente), especialmente dirigidas hacia grupos indígenas originarios. En las cuales lo que se trata de hacer es de homogeneizar a los grupos según un patrón impuesto por los grupos dominantes. esto porque el discurso oficial pugna por una identidad nacional y no por la multiculturalidad o la pluricultural
    Ante esto, la respuesta de los pueblos del Abya Yala, según Espinosa Apolo, ha sido adoptar estrategias de supervivencia como son el “cambiar lo que son, para seguir siendo”. Son estas, “estrategias que no implican deculturación sino innovación de algunos elementos autóctonos por la pérdida de otros”.

    Finalmente, nos presenta un breve contexto de algunas diferencias entre conceptos tales como:multiculturalidad, pluriculturalidad e interculturalidad.
    La multiculturalidad se presenta como un término descriptivo para asignarle a múltiples culturas existentes en determinado espacio. Según Walsh, sustenta la producción y administración de la diferencia del orden nacional, volviéndola funcional a la expansión del neoliberalismo.
    Por otra parte, la pluriculturalidad, la designa como la convivencia de culturas dentro de “X” espacio, pero sin una profunda interrelación equitativa. es por esto que también lo considera un término meramente descriptivo, el cual no persigue un cambio.
    Ante lo anterior, la propuesta (y apuesta actual en el ámbito educativo, cultural y social) se presenta como la interculturalidad. Entendiendo que esta impulsa activamente procesos de intercambio, articulación entre seres y saberes, sentidos y prácticas, lógicas y racionalidades diferentes.
    Esta nueva propuesta no sólo pugna por la visibilización del “otr@”, sino que lo considera como sujeto con identidad propia, diferencias con valor práctico dentro de una sociedad diversa y con capacidad de agencia.

    Finalmente, resaltaría el hecho de que enmarque que la interculturalidad es algo que atraviesa diversas esferas y que desde nuestro interés particular (considerando la naturaleza de la materia), es uno de los puntos que más nos interesa. Considera la educación como una institución política, social y cultural, misma que no se encuentra aislada ni de lo económico, ni de las múltiples relaciones de poder y dominación que se tienen hoy en día.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 39 seguidores

%d personas les gusta esto: